Una de las preguntas más habituales que nos hacen los clientes a la hora de elegir un audífono es si es mejor elegir un audífono con pilas o uno recargable.  Y claro, como casi todo en la vida, pues depende…

La tecnología de los audífonos avanza en ambas direcciones, pero es cierto que cada vez más audífonos cuentan con baterías de larga duración.

En primer lugar, debemos saber que ambos tipos de audífonos cumplen con las necesidades para las que han sido creados; la única diferencia radica en la fuente de alimentación. Por lo tanto, antes de elegir uno u otro modelo, deben considerarse factores como el estilo de vida, las necesidades y las preferencias y, para ello, nada mejor que dejarse asesorar por un audioprotesista especializado y profesional, como Dani o Raquel de Puntolab Audición.

A continuación, intentaremos explicar los pros y los contras de cada modelo, porque, aunque nos asesoren muy bien, también es conveniente disponer de esta información y formarse una idea propia.

Los audífonos recargables son dispositivos que llevan tiempo en el mercado. De hecho, hasta hace relativamente poco, eran un producto poco apetecible, ya que su batería apenas duraba unas horas.  

Actualmente, la mayoría de los audífonos recargables incluyen baterías de iones de litio, que tienen un alto almacenamiento de energía, una mayor durabilidad (de hasta 24 horas) y un bajo consumo de energía. Además, al igual que el móvil, tienen también alertas de batería baja y de estado para que el audífono funcione en todo momento.

La principal ventaja de los audífonos recargables es la comodidad: no necesitan cambiar las pilas y son fáciles de usar. Todo lo que necesitas hacer es cargarlos durante la noche con el cargador.

Otra de los puntos fuertes es que son más ecológicos y sostenibles que los audífonos con pilas, ya que se alimentan mediante un enchufe USB que evita y elimina los residuos contaminantes. Además, son más económicos a largo plazo, dado que las pilas desaparecen.

Como inconveniente, en ocasiones, pueden ser un poco más caros debido a la tecnología más potente que emplean. Tenemos que ser conscientes de que hay que cargarlos a diario y que no pueden utilizarse durante el tiempo de carga (aproximadamente 4 horas).

Recomendamos esta opción a cualquier persona que busque más prestaciones y comodidad, así como a aquellos con problemas de visión o de motricidad fina, que puedan tener dificultades para abrir el compartimento de la pila.

Cuando se trata de los audífonos con pilas, la principal ventaja es que se pueden utilizar de forma continua durante varios días antes de que la pila se agote, sin necesidad de cambio. Además, las pilas son más pequeñas que los cargadores, lo que facilita su transporte. 

Como contrapartida, los audífonos con pila son mucho menos respetuosos con el medioambiente y, como decíamos antes, no son recomendables para personas con problemas de visión o de motricidad fina. 

Todos los audífonos de Puntolab Audición incluyen tecnología Bluetooth para que puedas conectarte sin problemas a la televisión, al móvil o a cualquier otro dispositivo de audio con Bluetooth. Además, incluyen una aplicación móvil para el control de las distintas configuraciones.

Acércate a Puntolab y permítenos evaluar tu audición, estilo de vida y preferencias, y elegiremos la mejor solución ti. 

Puntolab Audición, tu centro de audición con un punto diferente.